Momentos felices

Pequeños placeres para disfrutar en familia

Hay placeres grandes, espectaculares que quedan en nuestra memoria y que quisiéramos repetir la mayor cantidad de veces posible

Pero también hay pequeños placeres,

Esos que sin darnos cuenta pueden hacer una gran diferencia en un momento de nuestro día.

De esos pequeños placeres, cada quien conoce los suyos, los míos son:

- Un masaje. ¡Qué rico que nos masajeen la espalda o el cuero cabelludo cuando menos lo esperamos y en especial, cuando más lo necesitamos! Nos sacan una sonrisa inmediatamente.

- Una bebida caliente en un día frío. Té, café, chocolate, con música y lluvia de fondo. ¡Qué delicia!

- Una ducha larga, con un jabón y un champú que huelan muy rico. Solo el hecho de bañarnos ya es un placer, si le sumamos nuestros aromas favoritos ¡Es un momento diario delicioso!

- Dejarse llevar por una canción. Ya sea romántica o movida, solo dejarse llevar, disfrutar de todas las emociones que ella nos provoca.

Kleenex® Kids

La piel de la zona íntima es delicada y susceptible a irritaciones e incomodidades, por lo que cuidarla es muy importante para la salud.

Conoce más